Novedades

El ministerio de Salud de Buenos Aires, junto a la Municipalidad de Quilmes y el Hospital Zonal General de Agudos Dr. Isidoro Iriarte, salió a la calle con un móvil para fortalecer la realización de esta prueba que puede efectuarse en los 107 centros de testeos fijos de VIH instalados en la Provincia. En lo que va del año, más de 3.000 personas ya se hicieron el test.

Para promover la detección temprana del VIH, la cartera sanitaria bonaerense instaló el jueves 17 una unidad sanitaria móvil en la intersección de las calles Mitre y Rivadavia del Partido de Quilmes, dónde se realizaron testeos rápidos para la detección del virus. Marcela Anglese, coordinadora del área de Infectología, acompañada personal del Hospital Iriarte participaron de la acción en el lugar y aseguró que “se realizaron 120 testeos”. La prueba fue gratuita y confidencial y los resultados se entregaron en 15 minutos.

 

En lo que va del año, ya se realizaron más de 3.000 de estas pruebas en los 107 centros de testeos rápidos que funcionan en la Provincia. Durante la jornada de hoy en Quilmes, un equipo del Programa de VIH, ITS y Hepatitis Virales del Ministerio de Salud repartieron folletería y preservativos, además de ofrecer información para sensibilizar sobre la importancia de la prevención, ya que la falta de protección durante las relaciones sexuales es la principal causa de transmisión del virus de inmunodeficiencia humana.

La directora del programa de VIH, Mónica Moyano, explicó que, según las estimaciones, en la provincia de Buenos Aires, un 30% de las personas que tienen el virus desconoce su diagnóstico. A fin de revertir esas cifras, una vez al mes el equipo de testeo sale a la calle con un móvil en diferentes distritos para fortalecer el trabajo y darle publicidad a los puestos fijos que funcionan en cada municipio. En septiembre, adelantó, será el turno de La Plata.

Los especialistas coinciden en que el uso del test rápido para VIH es una herramienta muy útil para facilitar el acceso al diagnóstico en el primer nivel de atención. En forma previa se realiza una entrevista y la firma de un consentimiento informado.

Luego del test, en una entrevista con un miembro del equipo de salud se informa a la persona el resultado y se le ofrece información sobre las medidas preventivas para evitar la transmisión del virus. Además, se le brinda orientación para el acceso al tratamiento que en nuestro país es totalmente gratuito para el paciente.