Novedades

La leche materna es el mejor alimento y la opción más segura para garantizar buena salud y crecimiento de los bebés. Es por eso que desde el 1 al 7 de agosto se celebra en todo el mundo la semana de la lactancia bajo el lema “Pilar de Vida”.

Según la Organización Panamericana de la Salud, en América el 54% de niños inician la lactancia materna dentro de la primera hora de vida, solo 38% son alimentados con leche materna de manera exclusiva hasta los 6 meses de edad, y 32% continúa con lactancia materna por 2 años. Es por ello que el tema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna en 2018 es “Pilar de la vida”.

“Está comprobado científicamente que los bebés que toman leche materna tienen menor riesgo de contraer bronquitis, bronquiolitis, neumonía y otitis. Y si llegan a tener alguna de estas infecciones son mucho menos severas y de menos duración”, explicó la especialista Ana Tabuenca, Jefa del Banco de Leche del hospital “San Martín” de La Plata.

Po otro lado, Tabuenca también destacó la necesidad de derribar mitos respecto a la calidad de la leche. “La leche materna siempre alimenta, todas las mamás tienen los nutrientes que el bebé necesita, no importa si son gordas, flacas, mejor nutridas o menos (…) Lo que sucede en algunas situaciones en particular es que por algún motivo no está bien implementado el amamantamiento” y que en esos casos “con apoyo y orientación, se puede en el 99,9% de los casos”.