Novedades

La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) se une al llamado de “¡Menos sal, por favor!” en la Semana Mundial de la Concientización sobre la Sal. La campaña de este año, que se celebra entre el 11 y 17 de marzo, exhorta a reducir el consumo de sal alimenticia y pone el foco en los chefs, cocineros, proveedores de servicios de comida y en todos aquellos que preparan alimentos para consumo fuera del hogar.

El consumo elevado de sal es una amenaza para la salud pública, ya que contribuye a aumentar la presión arterial, el principal factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular. Reducir el consumo de sal en la población puede salvar vidas. Para lograrlo se requiere reformular los alimentos, establecer medidas regulatorias, crear conciencia en la población y entornos que favorezcan el menor consumo de sal.

La sal es una parte esencial de la dieta, pero la mayoría de las personas consume más de lo que piensa y de lo que es saludable. Un consumo excesivo de sal contribuye a la presión arterial elevada, uno de los principales factores de riesgo para ataques al corazón y cerebrales, al igual que otros problemas de salud que incluyen insuficiencia renal, osteoporosis, obesidad y Alzheimer.

La presión arterial elevada es el tema del Día Mundial de la Salud de este año (7 de abril), y la reducción de la sal alimentaria será una de las recomendaciones claves en esta campaña.

La OPS/OMS recomienda que los adultos consuman menos de 5 gramos de sal por día. En el continente americano, los promedios del consumo de sal van desde 12 gramos al día en Argentina, 11 gramos diarios en Brasil, a 8,5 a 9 gramos por día en Canadá, Chile y los Estados Unidos.

Fuente: OMS